Las vacas necesitan ser ordeñadas

Como todos los mamíferos, las vacas producen leche para sus crías. Y así, en las granjas lecheras, las vacas se inseminan para que fluya la leche, mientras que los terneros son simplemente un subproducto no deseado. Si no insemináramos artificialmente a las vacas, no producirían leche, y si no les quitáramos a su ternero, la leche sería para ellos y ellas.

Naturalmente, las vacas elegirían a su pareja, darían a luz con poca frecuencia y pasarían tiempo amamantando a sus crías, formando un vínculo y protegiéndolas. Pero la industria lechera es despiadada y para mantener el flujo de la leche, las vacas se embarazan año tras año, sin importar el daño que esto cause en los cuerpos de los animales.

En cuanto a los terneros, en la industria, no son necesarios; solo queremos su leche, entonces, ¿qué les pasa a ellos? Las hembras pueden ser criadas y utilizadas como máquinas para ser ordeñadas, y soportarán el ciclo repetido de fecundación forzada, nacimiento y pérdida de sus crías para reemplazar a su propia madre cuando ya no “sirva”, cuando se agote y ya no pueda mas, esto sucede alrededor de los seis años.
Si el ternero es macho, puede terminar en una granja de terneros; se le puede permitir crecer y luego ser sacrificado para obtener carne de baja calidad; o le pueden disparar al nacer.. Cualquiera que sea su destino, se los quitan a su madre y no se les permite beber la leche que ella hizo sólo para ellos.

Es una industria despiadada y sin corazón, y el sufrimiento solo terminará cuando dejemos de comprar lácteos.

No necesitamos lácteos para tener huesos fuertes. De hecho, las fuentes de calcio más saludables son las verduras de hoja verde y las legumbres.

Acepta nuestro desafío vegano hoy y recibirás una guía gratuita de salud y nutrición, recetas y una guía de iniciación al veganismo.

Prueba el veganismo durante 31 días

Prueba el veganismo