Las plantas sienten dolor

Las plantas son seres vivos increíbles. Pueden ver, oír, oler y responder. Luchan por el territorio, buscan comida, evaden depredadores y atrapan presas.1

Pero, ¿sienten dolor? Casi seguro que no.

No tienen sistema nervioso central ni receptores de dolor, y el dolor es una sensación diseñada para hacernos reaccionar rápidamente, luchar o huir, y la mayoría de las plantas no pueden reaccionar rápidamente y ninguna puede huir. No hay necesidad biológica de que sientan dolor y no hay ventaja en que lo sientan.

Sin embargo, lo que es realmente interesante es que nadie puede estar seguro de que alguien que no sea él mismo sienta dolor. Dices que sí lo sientes, y te creen, pero para otros seres que no pueden hablar, los científicos confían en dos cosas: ¿tienen todos los atributos fisiológicos necesarios para sentir dolor? Y, ¿se comportan como si sintieran dolor? De esta manera, sabemos que nuestro perro, cuando pisa un cardo y chilla, siente dolor. Sabemos que un cerdo en una jaula, un pollo en una jaula, una vaca en un corral de engorde y una oveja en un camión camino al matadero, sienten dolor. La investigación indica cada vez más que los peces sienten dolor. Pero, ¿las plantas?

Es posible que algún día descubramos que las plantas sienten algo que podríamos comparar con el dolor y si esto nos importara más que los animales sintiendo dolor, entonces aún sería prudente ser veganos. Esto se debe a que los veganos comen muchas menos plantas que los carnívoros…

¡¿Qué?! Es verdad.

Los animales criados para consumo se alimentan con un tercio de la cosecha mundial de cereales2 y el 70 por ciento de la cosecha mundial de soya3, pero devuelven menos en carne, leche y huevos que las plantas que consumen. Y cuando comemos animales, también somos responsables de todos los cultivos desperdiciados que consumieron.

Por lo tanto, podemos reducir significativamente cualquier sufrimiento potencial para las plantas al ser veganos, al tiempo que reducimos el sufrimiento real para los animales.

Mira de qué se trata. Haz la promesa vegana hoy y recibirás una Guía de Salud y Nutrición gratuita, recetas y una Guía de Iniciación al Veganismo.

Probar el veganismo en enero

Aceptar el desafío