Es natural comer carne

¿Qué es “natural”? ¿El pollo que no puede sobrevivir seis semanas sin que su corazón se rinda, el pavo que no puede reproducirse sin intervención humana o la vaca criada selectivamente para producir mucha más leche de la que es buena para su salud?

Los animales de granja son inseminados artificialmente, sufren muchas mutilaciones y son criados selectivamente para tener grandes camadas. Están diseñados para aumentar de peso rápidamente, a menos que sean una gallina ponedora, en cuyo caso son criadas para no aumentar de peso, ya que eso sería un desperdicio de alimentos. Se los alimenta con alimento artificial, se manipulan sus ciclos de reproducción con esponjas hormonales insertadas en sus vaginas, y la duración de su día se maneja a través de iluminación artificial. Es imposible imaginar algo menos natural que la industria ganadera.

A menudo, cuando las personas dicen que comer carne es “natural”, están afirmando dos cosas: por un lado, que siempre lo hemos hecho (lo cual no es cierto) y, por otro, que tenemos todo el equipo biológico adecuado para comer carne (tampoco es cierto).

La comida que comían nuestros antepasados ​​dependía de la época en que vivían, su ubicación geográfica, así como de la estación y del clima, pero los antropólogos dicen que nuestros primeros antepasados ​​eran predominantemente vegetarianos1. Al igual que otros simios, tendían a recoger la carne que los verdaderos carnívoros dejaban atrás.

Observa tus manos y dientes. Son inútiles para desgarrar la carne. Los caninos que la gente cita como “prueba” de que debemos comer carne no se parecen en nada a los caninos de los carnívoros. Nuestra falta de velocidad significa que ni siquiera podríamos escapar de un antílope cojo. Estas cosas no son un problema para los verdaderos carnívoros, como los jaguares y los tigres, y nos diferencian de ellos.

Es cierto que podemos tolerar una pequeña cantidad de carne en nuestra dieta, pero nuestros cuerpos nunca se han adaptado realmente a ella, y definitivamente no a la cantidad que normalmente se consume en la actualidad. Nuestros intestinos son largos y se parecen más a los que tienen nuestros amigos herbívoros que los de los carnívoros. Los verdaderos carnívoros, como los gatos, tienen intestinos muy cortos, ya que necesitan expulsar la carne de su sistema rápidamente antes de que se pudra. No es de extrañar que la intoxicación alimentaria siga siendo un gran problema para nosotros, con 48 millones de estadounidenses afectados y 3,000 muertes cada año. La mayoría de las muertes provienen de comer aves y lácteos.2

Finalmente, debemos preguntarnos, si comer carne es tan natural, ¿por qué los consumidores de carne sufren enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer más que los veganos?3

Haz la promesa vegana hoy y recibirás una Guía de Salud y Nutrición gratuita, recetas y una Guía de Iniciación al Veganismo.

1 https://blogs.scientificamerican.com/guest-blog/human-ancestors-were-nearly-all-vegetarians/

2 https://emedicine.medscape.com/article/175569-overview#a7

3 Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, ‘Position of the American Academy of Nutrition and Dietetics: Vegetarian Diets’, 2016 [https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27886704]

Probar el veganismo en enero

Aceptar el desafío