Enfermedades relacionadas a la carne: ¿comer carne es malo para tu salud?

Comer carne debería incluir una advertencia sanitaria. Y no solamente la carne roja —aunque cuanta más se come, mayor es el riesgo de morir de una de las ocho enfermedades principales, sino también las carnes que se comercializan como “más saludables”: pollo y pescado. La carne puede conllevar incidentes de intoxicación alimentaria inmediata y a veces mortal, así como enfermedades crónicas y debilitantes a largo plazo. A continuación, observamos algunas de las razones por las cuales comer carne, cualquier tipo de carne, es una mala idea si quieres preservar tu salud.

CARNE DE VACA

E. coli O157: H7

Este patógeno transmitido por los alimentos causa diarrea con sangre, gastroenteritis y ocasionalmente, insuficiencia renal potencialmente mortal. Los animales rumiantes de las granjas actúan como una reserva natural de E. coli, por lo que no es sorprendente que la transmisión ocurra cuando las personas comen la carne poco cocida de estos animales. Además, se puede transmitir a través de productos lácteos mal pasteurizados u otros alimentos contaminados con el patógeno. Los niños y los ancianos corren un mayor riesgo de sufrir una intoxicación grave y un mayor riesgo de morir.

Salmonella

Este patógeno habita en el tracto intestinal de animales de granja. Existen numerosos serotipos en vacas que pueden causar enfermedades en las personas. Un serotipo específico de la vaca es Salmonella Dublin, que en 2019 infectó a 10 personas en seis estados, matando a una de ellas. El hecho se relacionó con el consumo de carne picada. Este serotipo es particularmente peligroso debido al mal uso de antibióticos en animales de granja, lo que implica que se ha vuelto resistente a los medicamentos destinados a controlarlo. Casi el 80 por ciento de los antibióticos utilizados en los Estados Unidos se administran a animales de granja, para mantenerlos vivos en condiciones miserables y para promover su rápido crecimiento.

Shigella

Esta enfermedad bacteriana altamente infecciosa causa anualmente alrededor de 450,000 casos de diarrea en los Estados Unidos. Los niños pequeños tienen más probabilidades de contraerlo y pueden sufrir convulsiones. Las personas con un sistema inmunitario debilitado están particularmente en riesgo y, en los casos más graves, cuando la infección se propaga al torrente sanguíneo, puede ser fatal. Los brotes transmitidos se han asociado con el consumo de muchos tipos de alimentos tanto crudos como cocidos, incluida la carne de res. Lo más probable es que los alimentos se contaminen a través del contacto con aguas contaminadas, con aguas residuales o al ser manipulados por una persona infectada. Es particularmente preocupante debido a su alto nivel de resistencia a los antibióticos.

Staphylococcus aureus

Esta es la más peligrosa de las muchas bacterias “estafilococos” que existen, y se conoce comúnmente como MRSA (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina), lo que indica que es resistente a los antibióticos. Hay dos tipos: uno asociado con animales de granja y otro que se encuentra en el 5-10 por ciento de la población estadounidense. En las vacas lecheras causa mastitis, una infección de la ubre muy dolorosa. Esto significa que los neutrófilos (las células inmunes inflamatorias que causan pus) están presentes en la leche que bebemos. En 2011, un grupo de investigación descubrió una nueva variación que parece propagarse de las vacas a las personas. La bacteria se detectó en la leche de vaca en el Reino Unido y causó “una pequeña cantidad de infecciones sanguíneas graves“. Un estudio de 2015 sobre la prevalencia de Staphylococcus aureus en productos de carne de res en Tulsa, Oklahoma, reveló que era “alarmantemente alto” en los hígados de carne de ternera (80% de las muestras testeadas) y “muy significativo” en la carne de ternera, alrededor de un 50%. La contaminación pudo haber sido a través de personas o directamente por vía de animales infectados. La infección puede ser fatal.

Listeria monocytogenes

Esta bacteria causa listeriosis, una infección caracterizada por fiebre y diarrea, y también puede causar pérdida de equilibrio, confusión y convulsiones. Las infecciones durante el embarazo pueden conducir a un aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro o infección del recién nacido potencialmente mortal. Las personas mayores y las personas con sistemas inmunes debilitados pueden desarrollar infecciones graves del torrente sanguíneo o del cerebro. Debido a que las bacterias pueden vivir en una amplia gama de condiciones, es particularmente difícil de controlar. Un estudio las encontró en muestras de carne congelada. Incluso con un tratamiento antibiótico adecuado, la enfermedad tiene una alta tasa de mortalidad del 20 al 30 por ciento.

AVES

Salmonella

La salmonella causa alrededor de 1,35 millones de enfermedades, 26,500 hospitalizaciones y 420 muertes en los Estados Unidos cada año, tomando en cuenta que la carne de aves ha sido señalada como la fuente principal de infección. La bacteria se encuentra en el tracto intestinal de las aves. En los mataderos, donde las aves aterrorizadas suelen defecar por el miedo, la bacteria se propaga fácilmente. El proceso de evisceración, donde se raspan los órganos de las aves muertas, también puede propagar la bacteria. En un estudio en donde el 13 por ciento de los rebaños fue colonizado con salmonella antes del sacrificio se descubrió que los cadáveres del 55 por ciento resultaron contaminados después de la matanza. En 2019, hubo un brote de infecciones por salmonella resistentes a múltiples medicamentos, inducido por personas que manipularon y/o comieron pollo. Un total de 129 personas de 32 estados se infectaron, 25 fueron hospitalizadas y una persona en Nueva York murió. Los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) advirtieron: “Los casos podrían continuar porque esta variación de salmonella parece mostrarse muy extendida en la industria del pollo”.

Campylobacter

Esta bacteria es la causa bacteriana más común de enfermedad diarreica en los Estados Unidos. Otros síntomas comunes incluyen fiebre, calambres estomacales, náuseas y vómitos, y hay complicaciones más graves asociadas, como el síndrome del intestino irritable, parálisis temporal y artritis. En personas con sistemas inmunes debilitados, la campylobacter ocasionalmente se propaga al torrente sanguíneo y causa una infección potencialmente mortal. La carne de aves contaminada es la fuente más común de infección por campylobacter en los Estados Unidos. Puede ser fatal.

Clostridium perfringens

Es una de las enfermedades transmitidas por vía de alimentos más común en los Estados Unidos. Esta bacteria causa casi un millón de enfermedades cada año. Se localiza en el intestino de personas y animales, y los alimentos más comúnmente contaminados son productos de origen animal, incluida la carne de aves. En un estudio canadiense en 2018, el 10 por ciento de los cadáveres de pollo en un matadero dieron positivo por la cepa de bacterias que son las causantes de enfermedades en las personas. La diarrea y los calambres abdominales pueden durar hasta 24 horas, aunque tanto en los jóvenes como en los ancianos, puede ser mucho más grave con síntomas que continúan hasta dos semanas. En esos casos, la deshidratación es una consecuencia grave.

MARISCOS

Vibrio gastroenteritis

Esta es la principal causa de muerte relacionada con el consumo de mariscos en los Estados Unidos. Alrededor de 52,000 estadounidenses se enferman cada año y sufren diarrea acuosa, calambres estomacales, fiebre, náuseas y vómitos. También puede causar una “septicemia abrumadoramente primaria” donde las tasas de mortalidad son superiores al 50 por ciento. Las personas también pueden enfermarse si una herida abierta entra en contacto con mariscos crudos o poco cocidos, sus jugos o sus goteos. El consumo de ostras, cangrejos, carne de cangrejo, almejas, mejillones y vieiras puede causar esta enfermedad.

Norovirus

El norovirus es un insecto altamente contagioso que ingresa a nuestras vías fluviales a través de aguas residuales humanas no tratadas. La alimentación de los mariscos se da por “filtración“: ellos filtran el agua de mar a través de sus cuerpos para obtener alimentos que flotan en el agua. Cuando las partículas de norovirus están en el agua, los mariscos pueden contener el virus en sus cuerpos. Los síntomas más comunes del norovirus son dolor de estómago, vómitos proyectiles y diarrea severa y, en los más vulnerables, puede ser fatal. En 2018, 100 personas en California se enfermaron después de comer ostras infectadas y en enero de 2020, más de mil personas en Francia se enfermaron de la misma manera.

Plesiomonas shigelloides

Los brotes de esta infección bacteriana están asociados con el consumo de mariscos. Por lo general, la enfermedad resulta en diarrea acuosa y calambres, aunque los pacientes también pueden experimentar fiebre, defecaciones con sangre y vómitos. Estos terribles síntomas pueden durar hasta 42 días. Una investigación en California descubrió que, en la estación seca, el 4 por ciento de los moluscos contenía la bacteria.

Staphylococcus aureus

Esta bacteria resistente a los antibióticos, conocida como MRSA, no se encuentra naturalmente en los mariscos, pero los trabajadores pueden contaminarlos durante la manipulación y el procesamiento. Esto es muy frecuente porque hasta el 30 por ciento de las personas tienen esta bacteria presente en la piel y en la nariz y, como sabemos, las personas pueden ser bastante antihigiénicas. La infección se caracteriza por un inicio repentino de náuseas, vómitos y calambres estomacales, y la mayoría de las personas también experimentan diarrea. Puede ser fatal.

Bacillus cereus

Es una bacteria productora de toxinas que causa dos formas de enfermedad: una caracterizada por vómitos y la otra por diarrea. Es la forma diarreica que ha sido asociada al consumo de pescado. Los CDC estiman que hay más de 63,000 casos de enfermedad por Bacillus cereus cada año en los Estados Unidos y que el 100 por ciento de esos casos son causados por comer alimentos contaminados. Si bien los síntomas normalmente se terminan en el periodo de 24 horas, ha habido casos graves, que incluyen serias infecciones, meningitis, gangrena, absceso pulmonar y muertes infantiles.

10 RIESGOS DE SALUD VINCULADOS A LA CARNE

Enfermedad cardíaca

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en hombres, mujeres y personas de la mayoría de los grupos raciales y étnicos en los Estados Unidos. Aproximadamente, 647,000 estadounidenses mueren de enfermedades cardíacas cada año, es decir, 1 de cada 4 muertes. Investigaciones científicas han demostrado consistentemente que comer carne pone en riesgo nuestros corazones. Un estudio realizado en 2019 con 500,000 adultos reveló que por cada 100 gramos de carne roja o procesada que las personas consumían por día, su riesgo de enfermedad cardíaca aumentaba en un 19 por ciento. Por el contrario, la alimentación basada en plantas está asociada con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Diabetes tipo 2

Más de 30 millones de estadounidenses tienen diabetes, y otros 84 millones sufren de prediabetes, lo cual los pone en riesgo de diabetes tipo 2. La diabetes puede causar enfermedades cardíacas, insuficiencia renal y ceguera, y le cuesta al sistema de salud alrededor de 327 mil millones de dólares cada año. La investigación muestra que una mayor ingesta de carnes rojas y de carne de aves se asocia con un riesgo mucho mayor de desarrollar diabetes. Por el contrario, una dieta completamente vegetal puede prevenir, controlar e incluso revertir la diabetes tipo 2. Un estudio en 2003 financiado por los NIH reveló que una dieta basada en plantas era capaz de regular el azúcar en la sangre tres veces más efectivamente que una dieta específicamente recomendada para la diabetes. Los participantes de este estudio experimentaron mejoras drásticas en cuestión de semanas. Desde entonces, los estudios científicos que apuntan a adoptar una dieta vegana para combatir la diabetes siguen surgiendo a la superfície.

Cáncer

En 2015, la Organización Mundial de la Salud confirmó que toda la carne procesada (tocino, salchicha, chorizo, salami y cualquier otra carne que haya sido ahumada, curada o procesada) es cancerígena. La OMS también declaró que toda la carne roja (independientemente de su procesamiento) es “probablemente” cancerígena. La evidencia más irrefutable de esa afirmación es la correlación entre el cáncer colorrectal y el consumo de carne roja, pero también hay evidencias científicas de vínculos con el cáncer de páncreas y el cáncer de próstata. Su declaración no hace referencia al consumo excesivo. Incluso una ingesta moderada de carne roja aumenta el riesgo de cáncer. Por el contrario, desde hace tiempo se sabe que los alimentos de origen vegetal nos protegen contra esta enfermedad. De hecho, se estima que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa alrededor del 14 por ciento de las muertes por cáncer gastrointestinal en todo el mundo.

Hipertensión arterial y accidente cerebrovascular

La presión arterial alta es uno de los principales factores de riesgo de accidente cerebrovascular porque daña los vasos sanguíneos, haciéndolos más estrechos, y esto puede conducir a la formación de coágulos que terminen en el cerebro. Las dietas altas en grasas saturadas y colesterol, generalmente cárnicas, se han relacionado con la presión arterial alta y, consecuentemente, con los accidentes cerebrovasculares. Los alimentos vegetales no contienen colesterol, y adicionalmente existe una fuerte evidencia de que una dieta basada en plantas rica en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales puede ser muy beneficiosa para prevenir accidentes cerebrovasculares.

Enfermedad de Alzheimer

Este tipo de demencia es una enfermedad cerebral progresiva que afecta a aproximadamente 5.7 millones de estadounidenses. Es la sexta causa de muerte en adultos y la quinta causa para los mayores de 65 años. Como resultado de su galardonado trabajo, los doctores Dean y Ayesha Sherzai, codirectores del Programa de prevención del Alzheimer y la salud del cerebro, descubrieron que uno de los factores más importantes en nuestra salud neurológica a largo plazo es lo que elegimos a la hora de comer. Ahora sabemos que el consumo de carnes procesadas está relacionado con un mayor riesgo de Alzheimer, mientras que los estudios muestran que comer una dieta predominantemente de origen vegetal puede reducir el riesgo de Alzheimer hasta en un 53 por ciento.

Obesidad

La obesidad afecta a casi 1 de cada 5 niños y 1 de cada 3 adultos en los Estados Unidos. Se asocia con 400,000 muertes al año y con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y cáncer de colon, mama y endometrio. Los estudios muestran que los vegetarianos son más delgados, mientras que los veganos parecen tener el índice de masa corporal más bajo de todos. Una revisión de la evidencia científica concluyó: “Sin embargo, con base en la evidencia disponible, las PBD [dietas basadas en plantas] deben considerarse una opción viable para los pacientes que están interesados en perder peso y mejorar la calidad de la dieta de manera consistente con la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas.

Colesterol LDL

Hay dos tipos de colesterol: HDL (colesterol “bueno”) y LDL (colesterol “malo”). Los altos niveles de colesterol LDL aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular a medida que se va acumulando en las arterias, bloqueando el flujo de sangre al corazón y a otros órganos. No hay signos o síntomas de ello, por lo que al colesterol LDL alto a menudo se lo llama “el asesino silencioso”. Las grasas saturadas aumentan el colesterol en la sangre, y los alimentos de origen animal, como carne, mantequilla y queso, contienen muchas grasas saturadas. Y cambiar a carne de pollo no es la respuesta, como muchos piensan: es tan nociva como la carne roja. Sin embargo, las plantas son naturalmente bajas en grasas saturadas y no contienen colesterol, además de ser ricas en fibra soluble que ayuda a reducir aún más el colesterol. De hecho, los estudios muestran que las dietas totalmente vegetales reducen los niveles de colesterol de manera más efectiva que las otras dietas.

Acné

La vitamina B12 es un nutriente importante y su deficiencia puede provocar problemas neurológicos. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que su exceso también puede causar problemas, especialmente acné. Un estudio de la Universidad de California reveló que la vitamina influye en el comportamiento de las bacterias de la piel de las personas más susceptibles a sufrir acné. La carne contiene una gran cantidad de vitamina B12 y, por lo tanto, un alto consumo podría causar esta debilitante consecuencia en nuestra piel. Una dieta vegana podría ser la solución para el acné, ya que contiene niveles mucho inferiores de vitamina B12, siempre teniendo en cuenta la importancia de suplementar esta indispensable vitamina, realizando los estudios médicos correspondientes.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es causada por arterias estrechas, lo mismo que causa enfermedad cardiovascular y accidentes cerebrovasculares. El Dr. Terry Mason, Director de Operaciones del Departamento de Salud Pública del Condado de Cook, dice que este problema se da por los alimentos que comemos. Una dieta nociva para la salud de nuestro corazón también es mala para nuestra vida sexual. “Cuando se trata de disfunción eréctil”, dice el Dr. Neal Barnard del Comité de Médicos para la Medicina Responsable, “no eres tú sino la carne que consumes”.

Muerte prematura

Los científicos del Hospital General de Massachusetts llevaron a cabo un gran estudio en el que supervisaron los registros de salud y dieta de más de 130,000 personas en el transcurso de treinta años. Descubrieron que el aumento de la proporción de proteína animal en nuestras dietas en un 10 por ciento resulta en un 2 por ciento de mayor riesgo de muerte por cualquier causa. Ese 10 por ciento también aumentó a un 8 por ciento la probabilidad de muerte por enfermedad cardíaca. Adicionalmente, fue revelado que el aumento del 3 por ciento de calorías de proteína vegetal en nuestra dieta reduce el riesgo de muerte en un 10 por ciento. Esta cifra sube al 12 por ciento en cuanto al riesgo de morir por enfermedad cardíaca.

¿EL CUERPO HUMANO NECESITA CARNE?

No. Hay millones de personas en todo el mundo que eligen no comer carne y, a medida que los efectos perjudiciales de los productos animales se vuelven más conocidos, la presencia de dietas vegetarianas y veganas está creciendo rápidamente. Está claro que el cuerpo humano no necesita carne. De hecho, opera mucho mejor sin ella. Elegir una dieta basada en plantas con productos completamente integrales, en la que las verduras, frutas, legumbres y granos sean el foco, es la mejor decisión para asegurar una salud óptima. Esta forma de comer no solo elimina gran parte de las grasas saturadas y todo el colesterol que causa tantos problemas, sino que también contiene todos los nutrientes que necesitamos y tiene un efecto protector general en nuestra salud.

¿Por qué comer carne es malo para tu cuerpo?

Nuestros cuerpos simplemente no están diseñados para comer carne. No disponemos de la velocidad natural que nos permitiría atrapar presas, garras adecuadas para desgarrar piel o los dientes necesarios para desgarrar carne. Nuestros intestinos son largos como las de nuestros amigos herbívoros, no cortos como las de los verdaderos animales carnívoros. Hay una razón por la cual las tripas de los tigres son cortas: necesitan obtener los nutrientes de la carne rápidamente y deshacerse de los restos antes de que se pudran en sus tripas. Pero nosotros, los humanos, tenemos intestinos largos, por lo que no es sorprendente que comer carne conlleve la mayor fuente de riesgo de enfermedades transmitidas a través de los alimentos en las personas.

La carne contiene grasas saturadas y colesterol. Estos estrechan nuestras arterias, aumentan la presión arterial y hacen que los ataques cardíacos, los derrames cerebrales y la disfunción eréctil sean más probables. Toda la carne procesada causa cáncer y es probable que toda la carne roja también. Además, cuando se cocina a altas temperaturas, como en una parrilla o cuando se fríe, se forman químicos conocidos como aminas heterocíclicas, y estos químicos también están relacionados con un mayor riesgo de cáncer.

Comer carne aumenta la probabilidad de obesidad y diabetes, y es probable que contribuya a la enfermedad de Alzheimer. La investigación de enfermedades se centra cada vez más en la salud de nuestro bioma intestinal y, una vez más, son los alimentos de origen vegetal los que parecen ofrecer la mejor oportunidad para una salud óptima.

 

CONCLUSIÓN

Todos moriremos a causa de algo pero, ¿por qué elegir comer alimentos que hacen que la enfermedad, el sufrimiento y la muerte sean mucho más probables? Con cada comida estamos tomando una decisión. Y no se trata de una elección entre placer y salud. Los alimentos a base de plantas pueden tener un sabor tan bueno que quienes hacen la transición a este tipo de alimentación a menudo descubren un mundo nuevo de sabores e increíbles ingredientes.

¿Por qué no probarlo durante un mes y así comprobarlo por ti misma? Nosotras te apoyaremos con correos electrónicos diarios, además de valiosos recursos sobre salud y nutrición, y algunas de nuestras recetas vegetales favoritas.

Prueba el veganismo


Además del exceso de peso, los problemas de piel, los problemas del corazón y de las arterias, el aumento del riesgo de diabetes, los accidentes cerebrovasculares, la intoxicación alimentaria y la muerte prematura, ¿qué más tienes por perder?

 

Prueba el veganismo durante 31 días

Prueba el veganismo