El Veganismo Es El Futuro

VEGANISM IS THE FUTURE

En el décimo día de nuestra iniciativa de justicia alimentaria global, estamos en Argentina, donde la directora de campaña, Jacqueline Guzmán, está coordinando un taller de cocina para niños. Organizado por Merendero Arcoiris en el Barrio Padre Mugica, serviremos galletas veganas, jugaremos, leeremos historias relacionadas con animales y cantaremos canciones sobre veganismo. Es por eso que abogamos por enseñar a los niños sobre el especismo, cómo está destruyendo nuestra salud y nuestro planeta, mientras afirmamos que la opresión y la discriminación son inaceptables en la sociedad.

Enseñando Anti-Discriminación

Una crianza con una perspectiva antiespecista consiste en enseñar a las infancias a no discriminar a otras personas y animales en función de criterios que no merecen tal discriminación, como su género, especie y color de piel. Tiene que ver con educar sobre el origen real de la comida que los alimenta y sobre cómo tales elecciones impactan en el medioambiente y en la vida de las personas y los animales, sobre nuevas formas de comer, de conectarse con los alimentos, comprender su origen, los sistemas de producción involucrados, naturalizando así el respeto y la consideración por los animales.

La mayoría de las comunidades ya les enseñan a los niños la importancia de la compasión, el cuidado de los demás y del mundo natural, y sobre compartir lo que tenemos, pero cuando se trata de comida, estos principios importantes son olvidados o abandonados con demasiada frecuencia. Cuando incorporamos los problemas alimentarios en un contexto más amplio, podemos ser realmente consistentes en brindar una educación que se aleje de la discriminación y la violencia.

Es responsabilidad del mundo adulto transmitir la importancia de la convivencia armoniosa entre especies, teniendo en cuenta la gran cantidad de consecuencias negativas que tiene la discriminación animal, entre ellas: el impacto de la industria ganadera en el medio ambiente y en la salud de la población, la desigualdad en la distribución de alimentos a todos los sectores de la sociedad y la perpetuación del sufrimiento de los animales. Si queremos un futuro mejor, más seguro y más amable para las generaciones futuras, debemos contribuir a guiarlas hacia él.

Nuestras Elecciones Tienen Impacto En El Mundo

Un estilo de vida basado en plantas nos protege de los impactos negativos en la salud global asociados con la agricultura animal, como la aparición de patógenos resistentes a los antibióticos y la mutación y propagación de enfermedades zoonóticas. El mundo entero se ha visto afectado por la Covid-19, pero hasta ahora no ha logrado comprender que las tres cuartas partes de las enfermedades infecciosas emergentes en las personas provienen de nuestro tratamiento de los animales, y que tanto la agricultura animal como el consumo de animales salvajes permiten que emerjan muchas de estas enfermedades. Debemos abordar estos riesgos para la salud mundial con urgencia, pero solo se mitigarán cuando dejemos de criar y comer animales.

La pandemia de la Covid-19 ha puesto al descubierto las desigualdades sociales en materia de salud que existen en todo el mundo. Quienes no tienen acceso a una alimentación saludable y rica en nutrientes han sufrido de manera desproporcionada. La investigación muestra que aquellos que siguen una alimentación a base de plantas han estado mejor protegidos de los impactos del coronavirus. Por lo tanto, comer a base de plantas no sólo mitiga el riesgo, sino que mitiga los efectos negativos. Enseñar a los niños sobre nutrición saludable es esencial para la salud global, por lo tanto, así como para la suya.

Un Mensaje De Compasión y Cuidado

Los primeros años de vida de un niño son claves en el desarrollo y formación de ideas, principios y hábitos. Este es el mejor momento para introducir un nuevo paradigma educativo que tenga el antiespecismo en su centro. Al hacerlo, realmente podemos avanzar hacia un mundo en el que nadie sea herido ni oprimido deliberadamente, sin importar quiénes sean o la especie a la que pertenezcan. Podemos avanzar hacia un mundo en el que tengamos un compromiso ético con nuestra interacción con el medio ambiente, en lugar de la visión de los colonizadores de simplemente saquearlo y destruirlo para nuestros propios fines.

Todo esto comienza con un cambio en nuestro tratamiento de los animales no humanos a medida que comenzamos a demoler la visión antropocéntrica que nos impide verlos como iguales y que, por el contrario, los trata como recursos a nuestra disposición.

Dice Jacqueline: “Educar con la verdad y debatir con los niños para que puedan construir sus propias opiniones en relación a este y tantos otros relevantes temas relativos a las discriminaciones, y considerarlos como actores activos en la construcción de una sociedad más justa, es lo que busca una crianza antiespecista.”

El veganismo es el futuro. Y el futuro empieza hoy.

Prueba el veganismo

Prueba el veganismo durante 31 días

Prueba el veganismo