¿Cómo es la vida de un cerdo?

Image credit: Jo-Anne McArthur | We Animals

Algunas personas piensan que los cerdos son estúpidos y sucios, e incluso podemos llamar a alguien “cerdo” como insulto. Pero, en realidad, los cerdos no son muy diferentes de los perros. Son animales complejos, inteligentes y empáticos que merecen nuestra consideración. Es hora de cambiar nuestros marcos mentales acerca de cómo pensamos — y tratamos — a los cerdos.

¿Son listos los cerdos?

De acuerdo a muchos expertos, los cerdos son criaturas más inteligentes que perros y gatos.

Los cerdos tienen habilidades para orientarse y una gran memoria. Pueden recordar dónde estaba la comida e ir a buscarla más tarde. Cuando se pierden, los cerdos pueden encontrar su camino a casa incluso en largas distancias. No puedo decir lo mismo de mí sin usar GPS. El New York Times incluso sacó un artículo que asegura que hay cerdos que utilizan espejos para encontrar comida.

La inteligencia de los cerdos puede competir con la de los chimpancés. En este estudio, los cerdos aprendieron a mover el cursor por una pantalla y les pedían que dibujasen garabatos para distinguir lo que habían reconocido ver. Los cerdos pudieron hacer esto tan rápido como los chimpancés. También tienen la capacidad de manipular objetos como cacharros de agua y comida o encender y apagar ventiladores o calefactores.

¿Cómo sienten y se comportan los cerdos?

El veterinario y científico Dr. Mike Mendl ha dicho: “Los cerdos pueden desarrollar sofisticados comportamientos cognitivos similares a los que vemos en algunas especies de primates”.

A los cerdos les encanta tomar sol y jugar. Una de las percepciones más comunes de los cerdos es que les encanta rebozarse y relajarse en el barro. ¡Esto es cierto! Aunque no lo hacen para ensuciarse solamente, los cerdos no tienen glándulas sudoríparas por lo que es una forma efectiva y común de mantenerse fresquitos en temperaturas más cálidas. Hay evidencias de que los cerdos, en ambientes relajados y divertidos, pueden disfrutar de sus vidas. Algunos de los cerdos a los que me encanta ver e interactuar en redes sociales son Pickles y Esther the Wonder Pig.

A los cerdos les encantan las caricias y que les rasques la barriga — al igual que a algunos perros a los que seguro conoces y quieres. Hay demasiadas evidencias por todo internet de esto.

¿Cómo tratamos a los cerdos hoy en día?

Las vidas de la mayoría de los cerdos son miserables y es una tragedia considerando sus capacidades intelectuales y emocionales complejas. En Norteamérica, muy pocas leyes y ninguna ley federal protegen a los cerdos de cómo son tratados. Una de las pocas leyes federales, la Humane Slaughter Act, fue escrita y aprobada durante el mandato de Eisenhower y no ha sido ni siquiera actualizada desde entonces. Mientras tanto, la producción ha escalado rápidamente y las condiciones en las granjas han empeorado muchísimo.

En las granjas, donde los cerdos son criados, son sitios completamente alejados de la idea de pastos verdes e idílicos donde pueden correr en libertad. En lugar de eso, los cerdos son criados en granjas industriales oscuras, sucias y malolientes con cientos y miles de cerdos hacinados los unos contra los otros.

En las granjas, los cerdos se enfrentan a prácticas comunes increíblemente crueles. Justo después del nacimiento, con tan solo tres semanas, son separados de sus madres. Los mutilan cruelmente: los machos pueden ser castrados y las colas de los cerdos cortadas o amputadas. Esto lo hacen frecuentemente sin anestesia de ningún tipo.

A las madres las podemos encontrar en las jaulas parideras durante toda su gestación y también después. Estas jaulas son a menudo tan pequeñas, que las madres ni siquiera se pueden levantar para darse la vuelta. Las jaulas de gestación tienen barras de metal por las que defecar. Esto lleva a que se eche mucho amoníaco porque sus excrementos se quedan sin limpiar. Las inseminan dos o tres veces cada año y tienen que pasar por este ciclo una y otra vez hasta que son consideradas como “gastadas” o “usadas”.

Las vidas de los cerdos se han acortado muchísimo. Los cerdos que son bien cuidados pueden vivir desde 15 a 20 años, pero en las granjas solo viven entre 4 y 12 meses.

¿Cómo podemos ayudar a los cerdos?

Independientemente de la fe, puedes reconocer que cómo se trata a los cerdos en las granjas no está alineado con tus valores. Afortunadamente, podemos hacer mucho como individuos y como sociedad para crear un mundo más humanitario. Una de las mejores cosas que podemos hacer es dejar a los animales como los cerdos fuera de nuestro plato. Te animamos a que sigas una alimentación vegana durante esta Cuaresma y, para ayudarte, te puedes descargar nuestra Guía de Iniciación al Veganismo llena de sitios de recetas, información nutricional y muchos otros trucos para aprender.

Más allá de esto, también puedes ayudarnos a apoyar nuestra campaña, apuntándote a nuestros emails, siguiéndonos en redes sociales (Instagram, Youtube y Facebook) y animando a tus amistades a hacer lo mismo.

 

DESCARGA NUESTRA GUÍA Firma la petición

Intenta ser vegano durante la Cuaresma

DESCARGA NUESTRA GUÍA